Jonás Romo – ¡Gran fotógrafo mexicano!, por Maia Astrid Croizet

Jonás Romo es Mexicano, fotógrafo y amigo de la casa. Sus imágenes, alrededor de todo el mundo, son fragmentos de escenas cotidianas con una mirada diferente, llamativa. Naturaleza rodeada de concreto, tramas, momentos simples y contemplativos. Detalles casi imperceptibles y hermosos. Colores.

Aquí va lo que MundoMerengue conversó con él.

¿Cómo comenzaste  a interesarte por la fotografía?

Mi interés por la fotografía apareció muy naturalmente y de forma intuitiva. Me gustaba el resultado de las cosas que quería documentar. El proceso de registrar lugares que me parecían atractivos también era muy estimulante. Me rodeaba de amigos fotógrafos y arquitectos que me motivaban a descubrir una parte creativa. Supongo que en algún momento me di cuenta que podía explorar mucho más esta afición.

Si veo una de tus fotos, aunque no esté firmada, sé que es tuya. ¿Cómo describirías tu estilo e interés a la hora de elegir qué fotografiar?

La fotografía para mí es un tipo de ejercicio de sustracción. Intento identificar aquello que me interesa pero siempre busco ocultar o evadir lo que no deseo que sea parte de la imagen. Es una forma de editar antes de disparar.

No es diferente de mucha de la fotografía contemporánea: buscar la abstracción en lo que es aparente; identificar los patrones, las formas, los colores por encima del objeto per se. Es por ello que me atrae particularmente la arquitectura y la relación que existe entre el trazo humano y la naturaleza en determinados espacios.

La fotografía es una forma inmediata de documentar lugares, y una búsqueda de cosas únicas con el deseo de representarlas de la forma más personal y honesta que puedo.

No reflexiono mucho sobre el resultado de mis fotografías. Si tuviera una habilidad especial para dibujar o relatar un lugar intentaría hacerlo, pero la fotografía es el medio con el cual me siento cómodo y el que me divierte más.

En tus imágenes se ven fragmentos de muchas partes del mundo, ¿Qué lugares han sido tus favoritos para fotografiar y por qué?

Hay sitios sumamente disfrutables pero poco fotogénicos y viceversa. A veces hay lugares muy ricos visualmente pero donde no encuentras ningún vínculo personal para sentirte bien. O lugares que son súper placenteros pero donde hay pocas cosas que fotografiar. He tenido suerte de estar en sitios increíbles, se me ocurren muchos: los parques naturales de la Huasteca potosina en México, los complejos de vivienda multifamiliar en Tokyo, los barrios alrededor de Serralves en Porto, la reserva forestal de Mar del Plata, la isla de Hong Kong y muchos otros.

¿Con qué cámara trabajas?

Mi equipo favorito es una Nikon pequeñita con un par de ajustes y una lente de 50 mm. Es tan vieja como yo y me siento muy cómodo usándola, pero también uso un par de cámaras de película instantánea y alguna otra cámara analógica de 35 milímetros.

Al observar el recorrido de tus trabajos, veo que tenés algunos retratos, muy buenos a mi criterio, pero no es lo que más abunda en tu registro, ¿por qué?

Pienso que mis fotos resultan de un proceso contemplativo, de analizar un espacio y sus ángulos. Quiero registrar algún detalle especial. Es difícil ese nivel de acercamiento visual hacia una persona porque suele ser intimidante y produce un efecto teatral que no me parece natural. No me siento muy cómodo tomando retratos. Suelo hacerlo con amigos o con los chicos de los que me enamoro.

Tus trabajos han sido partícipes en diferentes exposiciones y publicaciones, como Manifiesto Cool2re de Puma, L’Officiel, Ancestry Quarterly y Domus. ¿Qué sentís cuando ves tu trabajo expuesto?

Es una gran satisfacción poder compartir un interés particular y que un cierto número de personas lo aprecie. En particular me gustan las publicaciones impresas. Creo que es la mejor salida de una fotografía, una versión en papel a la que se puede recurrir físicamente. Es muy halagador recibir comentarios sobre lo que fotografiaste hace mucho tiempo. Le proporciona un carácter intemporal a lo que haces.

Tomás fotos tanto con un medio analógico como uno digital, creés que ambos son iguales para la creación de imágenes o elegís cada plataforma para determinados casos?

Para mí no hay diferencia en el ímpetu que tienes de capturar algún espacio o situación. Los formatos diferentes proporcionan características diferentes con las que puedes jugar. Tal vez costruyo unas categorías jerárquicas en las que la fotografía analógica sobresale frente a otros formatos, y por ello hago un esfuerzo especial por darle prioridad. Pero la fotografía es una forma de entretenimiento también así que no descarto otros medios digitales más inmediatos y fáciles de usar.

¿Quiénes son tus referentes en la fotografía?

¡Vaya! ¡Muchos! Siento que cambian todo el tiempo a la par que cambian mis intereses. Me gusta sobre todo seguir un trabajo amplio de un artista con numerosas series de fotos que describen una ciudad en un contexto particular. Ahora me gusta mucho el trabajo de Yto Barrada, una artista visual que se sirve de la fotografía, la escultura y otras fuentes de documentación para narrar su universo y visión particular de Tanger en Marruecos. También los ensayos fotográficos de Guido Guidi y Luigi Ghirri en Europa. Las fotos antiguas de Harry Gruyaert son un referente clásico para mí también.

¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto ahora?

¡No! Mi trabajo me tiene ocupado. Pero estoy colaborando con varias publicaciones haciendo mi contribución personal con varios ensayos de foto. Eso me ayuda a organizar y armar series o colecciones de fotos con temáticas similares.

Quiero recopilar todas las fotos que he hecho en lugares donde Roberto Burle Marx realizó alguna intervención o un trabajo de paisajismo. Tengo un buen número de fotos de su trabajo, pero he investigado más y quiero visitar otras de sus obras y hacer un fanzine pequeñito o publicar una serie sobre esto en algún medio.

¿Cómo te ves de aquí a 10 años en relación con la fotografía?

No lo he pensado, pero me gustaría hacer fotos de temas que nunca pensaría con formatos que nunca usé. No quiero seguir tomando fotos de estacionamientos vacíos o de arbustos en una construcción de cemento los próximos 10 años. Me encantaría poder editar alguna publicación especializada en urbanismo también.

Por Maia Astrid Croizet

Maia12 Maia11 Maia10 Maia09 Maia08 Maia07 Maia06 Maia05 Maia04 Maia03 Maia02 Maia01

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s