un canario

UnCanario

Me invitaron a ver la obra Un Canario. No lo dudé, la escribió Luis Cano, el autor y director de Aviones enterrados en la playa (http://mundomerengue.com/2012/11/05/aviones-enterrados-en-la-playa/)

Enseguida pensé en un canario, pero no en la obra, sino en el ave, y se me dispararon algunos conceptos: encierro, agonía, hambre, mala suerte; en la mascota enjaulada, apresada; sus alas inútiles, como un tatuaje o un lunar.

Fui al teatro VeraVera, rogando que no se largara a llover en el camino porque, como corresponde, perdí mi paraguas. Empezó la función, un solo actor en escena, en una casa anticuada, polvorienta. Alejandro Ojeda hace de un hijo o de una madre, de un poseído o de un confundido, de un pueblerino/a. No tengo forma ni intenciones de decir a quién representa el actor, porque el actor se vuelve personaje, persona, espíritu y voz, con una genialidad que excede mi mirada sobre la obra.

Simplemente recomiendo este monólogo impecable, tanto en la escritura de Luis Cano, como en la dirección de Miguel Israilevich y la actuación de Alejandro Ojeda, fuera de serie, puro disfrute.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s