Un chingón ibérico

bcnx4Anduve unos lindos días por las callecitas de Barcelona y, como buena gordita caminadora y curiosa, visité unos cuantos museos, bares, restaurantes y tiendas. Acá va una lista de recomendaciones para nuestros lectores y amigos, por si están pensando en viajar a la tierra de las tapas.

1. Hotel Gran Ducat, a una cuadra de la plaza de Catalunya. Tranquilo, tres estrellas, bastante económico (sin desayuno, obvio, mejor afuera), limpio, bastante feo, como un hotel noventoso de Mar del Plata, pero a quién le importa que el hotel sea lindo, si te la pasás afuera.

2. Art ticket (imprescindible). Con 30 euros, tenés pase libre a los – para mí – mejores museos: Picasso, Fundación Miró, Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA), Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), Museo Nacional de Arte de Catalunya (MNAC) y Fundación Antoni Tapies (a este no fui).

3. Casa Batlló. Hermosa casa diseñada por el arquitecto Antoni Gaudí, uno de los nombres más representativos de la ciudad. No me voy a poner técnica. Como disfrutadora que soy, sólo voy a decir que me sentí en el fondo del mar. Es una casa diseñada con ondulaciones y vidrios azules y verdes que manejan el flujo de la luz. Es la visita más cara de todas, pero vale la pena, ¡hasta la audioguía está buena! Otras obras de Gaudí que hay que ver son: Park Güell y La Pedrera. Siempre se habla de La Sagrada Familia. Sin duda es un trabajo tremendo, pero a mí, personalmente, las iglesias me dan miedo.

4-Montjuic, claro, el monte que se visita sí o sí. Ahí mismo está el Museo de Arte de Catalunya.

5- Para comer, recomiendo Qu Qu, sobre el Passeig de Gracia, a dos cuadras de la plaza de Catalunya. El lugar es hermoso y la gente que trabaja ahí tiene muy buena onda. Tienen tapas y platos, todo riquísimo, y una cerveza alemana que va muy bien. Puede ser que le tenga especial cariño porque ahí festejé año nuevo y también me emborraché por primera y única vez en España.  Otro lugar, más “up” y más caro, es Moritz, el bar-fábrica de cerveza. Arriba se come y se toma. Abajo están las maquinas plateadas que procesan la bebida amiga. Parece el laboratorio de Breaking Bad.  Además, a un costado del bar, hay una tienda de objetos muy cancheros y libros seleccionados.

6- Para leer, me gustaron la revista Jot Down -publicación en papel y online que habla sobre series de tv y otras ñoñadas- y Quimera, una publicación muy interesante sobre literatura. Es del estilo de nuestra bella y porteña La Balandra (si no la conoce, pídasela a su diariero más amigo). También me gustó la publicación gratuita Cuentos para el Andén, una revista que compila cuentos y microrrelatos de distintos autores (algunos conocidos, otros no). Y por último (por ahora), recomiendo que busquen al autor Joaquín Pérez Azaústre, el joven ganador de la edición número XVIII del premio de poesía Fundación Loewe.

7- AH, NUNCA, PERO NUNCA, SAQUEN EL BUS TURÍSTICO. Es una pérdida de tiempo y dinero. Pronto publicaré el poema que escribí en su contra.

Estoy recién llegada, destemplada, enamorada del frío. Ya van a ir apareciendo más recuerdos, más lugares y cosas lindas para compartir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s