Lo que nadie te dice, por Mica

Supongo que es una de esas situaciones en las que la gente te dice, con ese tono entre soberbio y muy pelotudo: “Y…es que a veces tenés que tocar fondo para darte cuenta realmente de lo que te pasa”.

Me hubieran privado antes de las exquiciteses de mi abuela…o vos mamá, en vez de tanto inglés, me hubieras hinchado más las bolas con seguir yendo a danza jazz, que a todo esto, me encantaba.

Nunca en mi vida hice dieta, nunca me privé de comer nada. Casi que no sabía exacto lo que era una caloría. Evidentemente.

Nunca nada. Nunca, hasta este año.

No es la dieta en sí, es caer en la cuenta de que ya no tenés 16, pero todas las birras de tu adolecencia se acordaron de que alguna vez las tomaste. Tu cuerpo no responde igual y todo cuelga un poco más. Y, sí, todo eso de que ya nada es lo que era…

Lo que nadie te dice sobre intentar bajar de peso es que cuesta. Y mucho. Cuesta cambiar los hábitos, cuesta a nivel físico y mental, y agota… Agota cuando te estuviste cagando de hambre todo el día y te pesás y nada, todo sigue igual…Cuando a cada momento de comer tenés que pensar 3 veces lo que podés y lo que no, en cuánta cantidad y de qué forma cocinarlo…Cuando te la pasás leyendo las etiquetas de los productos…Cuando todos comen helado o piden pochoclos en el cine (claramente, el momento más duro).

Y después, el remate: cuando alguien que sabe que estás a dieta, te comparte su caso genial y maravilloso de la amiga de un vecino del cuñado del primo, que nada más tomando 2 litros de agua y comiendo unas algas chinas ya bajó 10 kilos en un mes. Y hasta te sugieren pasarte el teléfono para que “se pongan en contacto”. No, gracias, eso también lo intenté…

No se cuánto tiempo me llevará, pero empiezo a pensar que no sirvo para esto, que soy tan especial que tengo un metabolismo subnormal o que mi cuerpo está fallado. Si alguien me quiere ayudar, no me cuenten historias inspiradoras o consejos super útiles, sólo tráiganme otro cuerpo, pero, eso sí, un talle menos, ¿puede ser?

Anuncios

4 pensamientos en “Lo que nadie te dice, por Mica

  1. Amiga, la verdad es que yo no puedo dejar de comer, y menos chocolate, y menos después de decirle a alguien que me gusta y no me llamó mas, y menos despues de leer que somos una especie de Alce a conquistar. Después de leer tu nota y publicar la mía, baje al Coto y me compré manteca y azucar para hacerme una torta de manzana, que es lo que de verdad me hace feliz.

  2. El equilibrio entre la imagen de la mujer real y la que la sociedad nos quiere imponer…el limite es la salud! En eso estoy! Gracias amigas!

  3. amiga ke buena nota, sos una bombona hermosa
    chanis invit6ame a comer torta de manzana,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s