“Rubia y peronista”, por Yanina García

Esas fueron casi sus últimas palabras, mientras nos besábamos escondidos en una entrada de garage. Sábado 2 de la mañana, salimos de un cumpleaños y las ganas acumuladas de tanto tiempo hicieron que cuando nos íbamos a despedir, yo le corriera la cara, le mordiera el labio y no dejara que se fuera. No puedo decir quién es, ni cuando pasó esto, sólo que cuando ganó Cristina, yo fui a la plaza a festejar, me metí entre la gente, hasta quedarme sin aire; luego esa masa saltarina me empujó, y me lo choqué. Ahí estaba él: alto, seductor, sudado como yo. En el tumulto había perdido  su billetera y su teléfono. Yo venía de una cita con un francés que no hablaba español y me dejó en la plaza de mayo. Le conseguí monedas y nos tomamos el 24. Volvimos juntos, charlando, con ganas de besarnos. Llegamos al Abasto y me bajé. Al día siguiente me agregó al facebook, no sé para qué, porque nunca me habló. Y bueno, ahí estábamos los dos, un sábado a la madrugada, besándonos con todas las ganas. Me miró y me dijo: “lo que más me gusta de vos es que sos rubia y peronista”. Me dijo que había visto que escribía un blog. Le pedí por favor que no entrara, pero bueno, si entrás y leés esto, sabé que me gustó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s